Última Hora
Inicio » Cultura & Pop » Magia y Talento Musical; La 2° Jornada del Festival internacional de Jazz de Rancagua [Columna]
Magia y Talento Musical; La 2° Jornada del Festival internacional de Jazz de Rancagua [Columna]

Magia y Talento Musical; La 2° Jornada del Festival internacional de Jazz de Rancagua [Columna]

En la columna anterior no describí mayormente el espectáculo musical en sí. Hoy hablaré de esto, aunque insisto en la falta de respeto en los horarios por parte de la producción y del público, algunos llegaron excesivamente tarde y el Festival no empezaba porque estaban esperando que llegara el público, “típico chileno”.

 Síguenos en Twitter@DiarioReporte 

Entrando en materia musical, de las dos jornadas a las que he asistido, “puedo decir, con justificada razón, ética o moral”, que ambas han sido maravillosas (excepto por la rigurosidad en el horario de inicio). Ninguna mejor que la otra, cada una con su propio estilo, músicos de primer nivel, es muy difícil decir cuál ha sido el mejor. Si puedo describir a algunos, como por ejemplo, Cristian Gálvez y su deslumbrante ejecución en el bajo, no había visto a nadie tocar el bajo de esa manera, después de verlo, hace que todos los demás sean semi-profesionales ya que he tenido que elevar el estándar para su evaluación. Su velocidad, técnica y precisión hacen de éste, un virtuoso excepcional. Frank Gambale, el impuntual músico Australiano, tiene fuerza y precisión en la guitarra, ejecuciones rápidas, una guitarra con una dulce y difícil mezcla, fuerte, veloz y clara. Se aprecia su fusión entre la potencia del rock y la precisión y delicadeza del jazz. Cristian Cuturrufo, “wena onda”, simple y sencillo como persona, como músico, con trompeta en mano, es otro ser. Ejecuciones fuertes, rápidas, agudas, sincronizadas a la perfección con su quinteto, una presentación que te mantiene atento a los cambios constantes y fascinantes del jazz. “Efori”, afrocubanlatin jazz, suave, delicada y con harto ritmo. Piezas musicales distintas a las anteriores, al jazz tradicional, una mezcla de estilos y ritmos que hacen de esta banda una representante del swing y sabor de la música latina, pero con un enorme valor agregado.

Creo que con eso estamos bien, debo contarles, a los que se lo perdieron, que una vez finalizada le presentación en el teatro, Cuturrufo invitó a todo el público asistente a una jornada de Jam Session en el mítico bar “El Viejo Rancagua”, donde pudimos disfrutar de mas jazz en vivo, con artistas locales y extranjeros en un ambiente familiar y grato como siempre en este bar amigo.

Esto ha sido muy bueno y lo mejor es que aún queda una jornada más, la última de este festival. Esperando que comience a la hora indicada y que el público sea puntual…. difícil pero no imposible.

 Jose Luis Alcayaga González, Docente, Magíster en Dirección y Liderazgo de la Universidad Andrés Bello.

 

Servicio Técnico Computación y Telefonia

Deja un Comentario