Última Hora
Inicio » Actualidad » Nacional » Todo lo que Debe Saber Para Tener una Semana Santa sin Complicaciones
Todo lo que Debe Saber Para Tener una Semana Santa sin Complicaciones

Todo lo que Debe Saber Para Tener una Semana Santa sin Complicaciones

El Servicio recuerda los derechos de los pasajeros para quienes están pensando en viajar durante este fin de semana largo.

Además, resalta la importancia de la seguridad en el consumo y de comprar sólo en el comercio establecido.

Síguenos en Twitter@DiarioReporte

El descanso y la reflexión son un momento de encuentro para muchas familias durante Semana Santa.

Sin embargo, no se puede desconocer que esta fecha aumenta el consumo de determinados productos, como mariscos, pescados y “huevitos” de chocolate, y además del uso de diferentes servicios, como el transporte a través de buses o de avión.

El primer consejo del SERNAC es a comprar productos o contratar servicios sólo en locales del comercio establecido, pues esto le permite ejercer sus derechos en caso de problemas.

Además, el Servicio recuerda sus derechos en los productos y servicios más demandados en esta fecha y a exigirlos.

Si va a viajar en bus tiene derecho:

A ser transportados en condiciones de seguridad, a las velocidades autorizadas, y a que las empresas tomen todas las medidas para que no sufran daños.

A que las condiciones acordadas se respeten. Por ejemplo, a exigir puntualidad tanto para las horas de partida como de llegada a los lugares de destino.

A que el equipaje llegue en buen estado o que las empresas indemnicen los daños que su incumplimiento cause

También tiene derecho a que exista coherencia entre lo ofertado y lo real (baños, TV, desayuno, salón cama, puntualidad horaria), así como no ser víctima de sobreventa de pasajes y ser indemnizado o reparado si esto ocurre.

La empresa está obligada a devolver, al menos el 85% del valor de su pasaje, si usted lo anula con 4 o más horas de anticipación.

Usted tiene derecho a que su equipaje llegue a destino sin problemas. La empresa deberá indemnizarlo hasta 5 UTM si extravía o daña su equipaje, y si usted tomó la precaución de declarar su contenido, tiene que devolverle su valor total. Para eso las empresas tienen que disponer de unos formularios para que declare lo que lleva antes de viajar.

Los pasajeros como cualquier consumidor, también tienen derecho a exigir las indemnizaciones por todos los daños sufridos por incumplimiento de las empresas.

Si viaja en avión

Si viaja en  avión, las aerolíneas deben respetar las condiciones ofrecidas y acordadas. Esto implica que el vuelo salga a las horas comprometidas, se cumpla el servicio a bordo ofrecido, se respete el precio informado entre otros.

Sólo si por condiciones climáticas, de seguridad o fuerza mayor se suspende o atrasa un viaje la empresa podría eximirse de responsabilidad. No obstante, es la Dirección Aeronáutica Civil quien tiene que comprobar si el atraso de debió a razones justificadas.

En esos casos, el consumidor puede dejar sin efecto el pasaje, solicitando el reembolso de lo pagado o cambiar la fecha del vuelo.

Si la suspensión o atraso, no tiene una justificación, el consumidor puede exigir los derechos de asistencia al pasajero que incluyen alimentación, estadía, llamadas telefónicas, entre otros. Si hay conexiones, la aerolínea es responsable de asegurar los trasbordos, en la medida que éstas constituyan parte del contrato.

Huevitos de Pascua

Uno de los productos no tradicionales que se ha posicionado en el mercado para esta fecha son los denominados “huevitos de chocolate”.

Para no poner en riesgo la salud y seguridad de los niños, es muy importante adquirir estos productos en el comercio establecido.

Lea los rotulados, recuerde que es importante conocer los ingredientes y así elegir, por ejemplo, los huevitos que contengan menos azúcar.

Según recomendaciones de los nutricionistas, para un niño de 6 a 8 años y de peso normal, es aconsejable consumir unos 5 o 6 huevitos, manteniendo el resto del día una dieta más bajas en grasa y rica en verduras, frutas y agua.

Guarde su boleta, ya que frente a cualquier problema este documento le permitirá ejercer su derecho al reclamo.

Consumo de pescados y mariscos 

Fíjese en la higiene general de las instalaciones, utensilios y personal del lugar donde expenden este tipo de productos.

Ponga especial atención a la manipulación de los productos, ya que los vendedores deben usar mascarilla y lavar sus manos constantemente.

Al adquirir pescados enteros, recuerde que al tacto deben estar duros y no ceder a la presión del dedo. También deben tener la piel lisa, sin erosiones, ni rasgaduras. No olvide que los pescados en buen estado no presentan malos olores.

Al comprarlos trozados, las presas deben estar duras y la superficie del corte, como la espina dorsal, tener un color blanquecino y uniforme, sin manchas amarillentas ni reflejos rojizos cerca de la espina.

Si los prefiere envasados, no olvide fijarse en que el envase del producto se encuentre herméticamente cerrado, sin abolladuras, ni daños exteriores. Recuerde que los envases en conserva que estén oxidados, golpeados o hinchados, evidencian que han sido mal embalados, tienen mucho tiempo o están contaminados.

Al comprar mariscos, recuerde que los mariscos frescos están vivos. La mejor manera de comprobarlo es con el tacto, ya que al tocarlos se dará cuenta de que las conchas se cierran solas. Los mariscos frescos no tienen mal olor, sino más bien tienen aroma a mar.

Después de comprar, y para evitar la contaminación cruzada (que una posible contaminación pase de un alimento a otro), no mezcle pescados y mariscos frescos con otros alimentos en el refrigerador, ni use el mismo cuchillo sin lavar para partir pescados, mariscos y luego vegetales, por ejemplo.

Asimismo, manténgalos refrigerados: Recuerde que los mariscos deben hervirse a lo menos 5 minutos antes de consumirlos. El jugo de limón no sirve para cocer los mariscos. Y no congele nuevamente un pescado o marisco ya descongelado.

Servicio Técnico Computación y Telefonia

Deja un Comentario