Última Hora
Inicio » Actualidad » Nacional » Cohecho o Soborno, Cúal es la Diferencia…?; Cómo Se Combate en Chile?
Cohecho o Soborno, Cúal es la Diferencia…?; Cómo Se Combate en Chile?

Cohecho o Soborno, Cúal es la Diferencia…?; Cómo Se Combate en Chile?

En la Región de O’Higgins este 2018, se a hecho común mencionar este delito, y en el año 2016, el cohecho fue el delito de corrupción con más imputados, según los antecedentes entregados por la Fiscalía de Chile.

Síguenos en Twitter@DiarioReporte por Miguel Silva

En el detalle, durante ese año, de los 403 casos de corrupción que llegaron al Ministerio Público, el 63 por ciento fue por cohecho, lo que equivale a 253. En segundo lugar se encontraba la malversación de fondos, en tercer lugar el fraude al fisco y por último los delitos de sobornos.
En este contexto, en el sitio web Bufetes.cl responden algunas preguntas sobre este tema.

Lo primero es aclarar los conceptos.
¿Cuál es la diferencia entre soborno y cohecho?
El soborno es el delito que comete una persona cuando “le ofrece o consiente dar a un empleado público un beneficio económico indebido para que éste ejecute un acto de su cargo, lo omita, infrinja sus deberes, ejerza influencia o cometa un delito funcionario”, según explica la Fiscalía.
A diferencia del segundo delito, el de cohecho, es el delito que comete el empleado público al aceptar un beneficio económico (coima, soborno) o solicitarlo para “ejecutar o por haber ejecutado un acto propio de su cargo, por omitirlo, por infringir sus deberes, por ejercer influencia o cometer un delito funcionario”.

¿Cuáles son las penas que contempla actualmente el Código Penal por cometer cohecho?
El artículo 248 señala que los empleados públicos que cometan este delito serán sancionados con la pena de reclusión menor en su grado mínimo, además de la suspensión de su función -temporal o inhabilidad absoluta- en el sector público, y multas de acuerdo al beneficio solicitado o recibido.

¿Es posible aumentar las sanciones?
Debido al aumento sostenido que ha tenido el delito de cohecho desde el año 2014, en el Congreso ya se discute un proyecto de ley que aumenta las sanciones tanto para el cohecho como para el soborno.

La iniciativa ya se encuentra lista para pasar a su segundo trámite legislativo en la Cámara de Diputados.

¿Qué contempla este proyecto de ley?
En términos generales, adecuar la ley a los estándares internacionales y así obtener “normativa sancionatoria más efectiva, proporcional y disuasiva en el control y combate contra el flagelo de la corrupción de funcionarios públicos y particulares”, señalan desde el Senado.

Algunas de estas medidas son aumentar las penas partiendo desde la reclusión menor en su grado medio hasta la reclusión mayor en su grado medio; incrementar las multas; y determinar una inhabilitación absoluta y perpetua, según la gravedad del caso.

El proyecto además enfatiza que los bienes recibidos, malversados o defraudados por el empleado del sector público siempre serán decomisados.

Otro punto valorable es que tipifica el delito de soborno entre particulares y crea la figura penal de la administración desleal.

Cabe recordar que uno de los casos emblemáticos de cohecho en Chile fue el llamado Caso Coimas que, en el año 2002, involucró a quién entonces era el subsecretario de Transportes, Patricio Tombolini.

¿Cuál fue su sentencia? Tres años y un día de prisión efectiva, una multa de 36 millones de pesos y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.
Pero no fue el único, porque otros siete funcionarios también fueron condenados como autores y coautores de cohecho.

Pese a que los delitos de corrupción siguen representando una pequeña porción de los casos investigados por el Ministerio Público, desde hace unos años se nota un alza, tendencia que el Ejecutivo busca enfrentar con un proyecto de ley que aumenta las penas asociadas e incorpora nuevas figuras penales.

Según cifras de la Fiscalía Nacional entregadas por Ley de Transparencia a “El Mercurio”, entre 2014 y 2016 hubo 1.159 formalizaciones por delitos de corrupción: 57,6% por cohecho, 17,9% por fraude al fisco y 15,7% por malversación. Las penas para estos delitos pueden ir desde una inhabilitación hasta los 15 años de presidio.

En 2016, de los 403 casos de corrupción que fueron revisados por las fiscalías del país, el 63% correspondió a cohecho, delito cuyas formalizaciones aumentaron 44% entre 2014 y 2016, de 175 a 253. Según el Código Penal, este delito se origina cuando un empleado público solicita o acepta recibir un beneficio económico indebido -una coima o soborno- para ejecutar un acto en el contexto de su cargo.

Hernán Fernández, subdirector de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía Nacional, explica que no todos los casos de cohecho son de alta complejidad, ya que también se cuenta, por ejemplo, “si alguien que maneja en estado de ebriedad ofrece una coima al carabinero que lo detiene”.
El Ministerio Público cuenta con un equipo de 92 fiscales especializados en estas áreas y con una unidad anticorrupción especializada. Además, en varias regiones se han instalado “fiscalías de alta complejidad”.

Además, la Fiscalía Nacional también trabaja con instituciones como la Contraloría General y el Consejo de Defensa del Estado: “Constituimos equipos para casos específicos o compartimos información”, dice Fernández.

No obstante, según Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, en Chile existe aún “poca denuncia de delitos de corrupción, por lo que se hace dificultoso el trabajo de fiscalía”. Para esto, dice, “es necesario generar un sistema de protección tanto a víctimas como a denunciantes”.
Durante la última semana ingresaron a la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados las indicaciones del Ejecutivo al proyecto que aumenta las penas por cohecho y soborno.

Para Fernández, las penas actuales, al ser bajas, generan una sensación de impunidad “porque la fiscalía puede acusar, pero la sanción que tendrá la persona será baja”. Por ello, la tramitación es “muy importante, ya que hace una mayor proporcionalidad de los delitos investigados y las penas relacionadas” Aumentó entre 2014 y 2016, las formalizaciones por cohecho subieron un 44%.

Servicio Técnico Computación y Telefonia

Deja un Comentario